Tras esa caída

El Sevilla había caído en los octavos de final de la Liga de Campeones y los cimientos se tambaleaban. Semejante golpe trastocó el estado anímico del equipo, que no es sino el principal sustento con el que cuenta un conjunto para mantenerse tras un mazazo. Una vez afectado de tal modo, su fútbol se resintió, y el discurso y la competitividad perdieron forma y fondo. Con esto, los de Nervión entraron en un bache y debían reconstruirse en pleno mes de marzo, cuando posibles nuevas ideas colectivas no encuentran tiempo para afianzarse. La oportunidad estaba en el resurgir de alguna individualidad cuyo camino estuviera por hacer. Y Joaquín Correa, necesitado, agradeció que los suyos también estuvieran en plena necesidad. Correa se coló por ese hueco.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Porque independientemente del potencial futbolístico del jugador, el mar de dudas en el que ha vivido el Sevilla en el pasado más reciente ha permitido a Joaquín Correa hacerse valer, tanto a nivel competitivo en una liga a la que debía de adaptarse, como a nivel futbolístico, pues el Sevilla ha podido encontrarle utilidad real y competitiva a sus características, cosa que hasta entonces, en los mejores meses sevillistas, no fue así. Correa tenía oportunidades desde el banquillo pero no con la importancia de la que ahora goza. Además no parecía que el fútbol del Sevilla pudiera corresponder incondicionalmente a sus características. Ahora, y desde que es titular, Correa le ha dado al Sevilla un desahogo, un aire renovador y un inconformismo que dice cosas positivas del de Tucumán.

El conjunto de Sampaoli había fortificado su carácter y su fútbol desde un ritmo masticado en el inicio y posterior elaboración, que no miraba en largo y que demandaba de sus delanteros una convivencia con el juego de espaldas y el espacio corto algo complicadas para el argentino. Por eso el papel de Correa se relacionaba con los espacios, aparecidos en las segundas partes, o con la agitación, cuando el Sevilla necesitaba características propicias para estrechar una desventaja. Cuando el plan principal, el de Nasri y Nzonzi, se perdió por el camino, con ellos siendo narradores de su propio rendimiento -caídos ellos, caído el plan-, el Sevilla pedía que alguien simplificara las cosas y librara en solitario tanto su propia batalla como la del ataque sevillista, que estaba consumiéndose tras la desaparición de Vietto, la irregularidad de Jovetic y el retroceso de Ben Yedder. Ahí entro la velocidad, la zancada y la positiva ausencia de afectación por no ser tan partícipe ni responsable de los golpes recibidos que han hecho de Correa un futbolista más válido. De alguna forma, ha demostrado que sin ser el futbolista que mejor describe la propuesta de Sampaoli ha sido el que mejor ha interpretado esa caída para hacerse valer.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Impresionado me tiene Correa. Llevo todo el año viéndolo y aunque se le vislumbraba que tenía cositas para destacar, en ningún momento pensé que podía romper tan pronto en un futbolista tan determinante. Tampoco supe ubicarlo en el campo y creo que a Sampaoli también le ha costado pues Joaquín mostraba cierto regate y un aceptable último pase, pero muy poco peso en el juego y menos continuidad, haciendo inviable su titularidad.

El Espanyol no pudo hacer nada

El Real Club Deportivo Espanyol recibió al Fútbol Club Barcelona en Cornellá con la idea de provocar un tipo de partido que imaginó en base a sus fortalezas como equipo, su ímpetu como local y las posibles rendijas que dejara, como ha ido dejando durante la temporada, el Barça de Luis Enrique. Los de Quique, uno de los equipos más armados de paciencia para esperar sus momentos, también para buscarlos, encontró en los blaugrana un conjunto preparado para la ausencia de dominio; preparado para competir sin cometer errores una vez no se producían aciertos. Porque el partido entre periquitos y culés se basó en que durante todo lo que ocurrió hasta el gol fue de igualdad general e imprecisión cuando ambos tenían la pelota. Ahí estuvo la respuesta, positiva, del Barcelona.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El Espanyol ha formado su mentalidad, su modelo de juego, en minimizar los aciertos del rival, saber sufrir ante dominios del oponente y a mantener un buen equilibrio ofensivo entre virtudes propias y el aprovechamiento de los errores ajenos. Ante los mejores equipos de la Liga, los de Quique Flores han de tener muy presente que tocará tomar conciencia de sus virtudes defensivas y verse reducida su participación en campo contrario, en número de salidas y de ocasiones de gol. Es decir, que para que pueda ganar, ha de forzar o esperar fallos en su contendiente; de concentración, de imprecisión, de decisión. Sumando eso a que en un derbi, y siendo local, el inicio es crucial para tomar ventaja y gestionar el partido desde el 1-0, que tuvo en las botas de Jurado, Quique salió a presionar.

La elección fue la de marcar individualmente a todos los hombres de campo culé, dejando a ter Stegen la primera decisión a tomar. Esto era así cuando el Barcelona sacaba de puerta, pues cuando la salida era la propia continuidad del juego, el Espanyol acudía a la presión pero con menos eficacia, así que una vez el Barça salía, los blanquiazules rearmaban el bloque. De esa primera decisión de presionar subyace la búsqueda de una recuperación rápida o un error en salida de un Barça que se mostró tranquilo en el primer toque o en el envío en largo para no comprometer en exceso la jugada. Había en el Barcelona un inicio de partido acorde a lo que era el rival y el momento competitivo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Una vez el Barça cruzaba la divisoria, con Messi jugando de mediapunta, el Espanyol compartió con su gente su gran nivel defensivo, basculando con gracia y sabiendo corregir y enfrentar los desequilibrios de Neymar y Messi, los genios del uno contra uno. Ayudas, activación en el área, corrección tras ser girado hacia portería, seguridad atrás. El derbi era igualado, sin que nadie pudiera crear algún dominio ni acertar con la pelota. El Barça encontraba respuesta defensiva perica y viceversa: Piqué y Umtitimantenían la compostura ante las salidas locales que presentaban un grado de desacierto notorio.

Aceptado esa mezcla entre desacierto propio en campo contrario y ausencia de errores en el propio en ambos equipos, el Barça fue el que esperó con solidez defensiva el primer punto de inflexión del encuentro, un fallo importante de Jurado al ceder a Diego López que puso en ventaja el Barcelona y obligó a su rival a buscar el empate, haciendo aparecer una actitud más agresiva sin balón, buscan do de nuevo el robo arriba.

Mariano Diaz

El Olympique de Lyon está aguantando el tipo, contra pronóstico, al Paris Saint-Germain y al AS Monaco. Su modelo de club, basado en la captación de jóvenes promesas a bajo coste, está fraguando porque el acierto de la dirección deportiva se está demostrando alto. Mariano Díaz, canterano del Real Madrid, ha sido el penúltimo de sus hallazgos.

Mariano, que suma nueve goles y una asistencia en 12 partidos de Ligue 1, ocupa en solitario la punta del 4-2-3-1 de Bruno Génésio. El jovencísimo doble pivote formado por Tousart y Ndombele (20 años cada uno) da sostén a la línea de tres mediapuntas que, de izquierda a derecha, componen Depay (finalizador), Fekir (creador)y Traoré (conductor); y esta, a su vez, alimenta al hispano-dominicano en lo que, de modo radical, se trata de una relación estrictamente unidireccional: todos para Mariano y Mariano también para Mariano.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Uno de los problemas que encuentra el Olympique de Lyon parte de que casi todos sus futbolistas son de tendencia vertical. Hasta el propio Ndombele, pivote ultra físico, destaca por su capacidad para acelerar ataques con conducciones hacia delante en las que va dejando contrarios atrás. Apenas Fekir, un mediapunta súper especial dotado de pausa, domina la espera y la contemporización, pero sufre la coyuntura de que nadie se ofrece para tirarle una pared o, en general, activarle de cara. Mariano, por supuesto, tampoco. Este delantero centro tiene dos jugadas: la apertura a la banda para sumarse al remate, y hacerse el espacio para disparar directamente.
En cierto modo, Mariano está siendo el realismo del proyecto del Olympique Lyon, en el sentido de que supone su límite pero también una garantía de presente: mete los goles. Su agresividad, la amenaza que representa cuando recibe el balón de cara y su fantástico juego aéreo dan a Génésio esa cuota anotadora que requería de forma innegociable tras la marcha de Lacazette, y el ariete está demostrando nivel para formar parte de casi cualquier plantilla de La Liga española. Pero no ha podido despejar la duda de qué sería de Tousart, Ndombele, Depay y Fekir si se les hubiese acompañado con un delantero que pensase o hiciera más por ellos.
-Surge Mariano Diaz,Tano Bonnin (Osasuna),Luismi Quezada (Cantera del Real Madrid),Heinz Barttlemetler-Veloz (Ex Valladolid),Raúl de Tomás (Cantera Real Madrid) todos nacidos en el extranjero pero de ascendencia dominicana y algunos ya han debutado en la selección
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
-Llega a la Liga Dominicana Albert Benaiges quien formó parte del Futbol Base del FC Barcelona ahora es presidente del Cibao F.C. uno de los clubes maa importantes del País en una liga que aún está en una fase de Génesis pero que va creciendo y lo explico en el proximo punto.

-La liga Dominicana de Fútbol está creciendo a pasos agigantados en tan poco tiempo gracias a contar con la inversión de los grupos de inversionistas más importantes del país (Corripio,Bonnetti,Vicini) ademas de contar con el apoyo de otros deportes que son más relevantes en el país pero que están dándole una muy fuerte ayuda económica y organizacional (Beisbol: Tigres del Licey,Leones del Escogido).

Spalleti y su Madurez

Luciano Spalletti se descubrió como entrenador en los pies de David Pizarro. Su discreta carrera como futbolista le obligó a picar piedra para conseguir un banquillo de Serie A, y su gran oportunidad llegó en Udinese, donde se asentó, después de un breve paso dos años atrás, en 2002. Casi dos décadas después de la adquisición del club friuliano por parte de la familia Pozzo, Udinese ya era un equipo asentado en la máxima categoría y con uno de los equipos de ojeo mejor estructurados de todo el fútbol italiano. Ese minucioso scout diseñado por Gino Pozzo -hijo del dueño- llevó a David Pizarro desde Santiago Wanderers de Chile al norte de Italia, donde destacó como uno de los mejores organizadores de juego de un campeonato que contaba con Andrea Pirlo o Juan Sebastián Verón.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El gran éxito de Luciano Spalletti al frente de Udinese llegó en la temporada 2004/2005, cuando logró la clasificación para la Liga de Campeones, lo que evidentemente provocó que su nombre ganase varios escalones a nivel de estatus dentro del fútbol italiano. Aquel equipo fue definiéndose a medida que avanzó el campeonato, pero la trascendental importancia de Pizarro no se negoció. La apuesta por Di Michele-Iaquinta-Di Natale en el ataque le llevó a tener que llevar la manija siendo acompañado por Muntari en medio campo, y una lesión en el tramo final de Di Natale -Spalletti ya lo había hecho en alguna ocasión- llevó al hoy técnico del Inter a formar un medio campo de tres con el chileno como clásico “regista”, momento en el que el equipo mostró una versión menos vertical. Desde entonces Spalletti ha ido amoldándose para definir a sus equipos, pero el denominador común ha sido la intención de construir sistemas estrechamente relacionados con el balón donde futbolistas del “corte Pizarro” han tenido especial importancia.

El salto llegó en 2005, cuando la Roma, después del éxito de Fabio Capello, le reclamó para reconducir su camino. Fue en su primera etapa en la capital de Italia donde Spalletti dejó claro que su idea de juego iba a tener una clara base asociativa, hasta el punto de que su idea llamó poderosamente la atención por contar con Totti como falso 9 en el país de van Basten, Batistuta o Ronaldo, y construir un sistema basado en la pelota y el ataque en espacio reducido; Aquilani, Pizarro -al que vistió de giallorosso-, De Rossi o Totti, y las llegadas por sorpresa al área rival -Perotta-, definieron a su Roma. En Rusia y a pesar de los matices, brilló ese Shirokov-Fayzulin-Zyrianov-Danny, y en su regreso a Roma, Pjanic fue capitán general durante seis meses e incluso probó a Perotti como primer punta hasta que le encontró hueco en una banda para devolver a Dzeko a la élite.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Es evidente el gusto de Spalletti por una base de balón, pero sin haber entrenado nunca a un club de la superélite, ha demostrado soltura para adaptar piezas de otro corte, como Salah o Dzeko en su segunda etapa en la capital. Lo visto hasta el momento en el Inter se explica justo desde esa mezcla: construcciones a partir del balón pero pragmatismo para completar la idea con el resto de piezas de la plantilla.

Tras esa caída

El Sevilla había caído en los octavos de final de la Liga de Campeones y los cimientos se tambaleaban. Semejante golpe trastocó el estado anímico del equipo, que no es sino el principal sustento con el que cuenta un conjunto para mantenerse tras un mazazo. Una vez afectado de tal modo, su fútbol se resintió, y el discurso y la competitividad perdieron forma y fondo. Con esto, los de Nervión entraron en un bache y debían reconstruirse en pleno mes de marzo, cuando posibles nuevas ideas colectivas no encuentran tiempo para afianzarse. La oportunidad estaba en el resurgir de alguna individualidad cuyo camino estuviera por hacer. Y Joaquín Correa, necesitado, agradeció que los suyos también estuvieran en plena necesidad. Correa se coló por ese hueco.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Porque independientemente del potencial futbolístico del jugador, el mar de dudas en el que ha vivido el Sevilla en el pasado más reciente ha permitido a Joaquín Correa hacerse valer, tanto a nivel competitivo en una liga a la que debía de adaptarse, como a nivel futbolístico, pues el Sevilla ha podido encontrarle utilidad real y competitiva a sus características, cosa que hasta entonces, en los mejores meses sevillistas, no fue así. Correa tenía oportunidades desde el banquillo pero no con la importancia de la que ahora goza. Además no parecía que el fútbol del Sevilla pudiera corresponder incondicionalmente a sus características. Ahora, y desde que es titular, Correa le ha dado al Sevilla un desahogo, un aire renovador y un inconformismo que dice cosas positivas del de Tucumán.

El conjunto de Sampaoli había fortificado su carácter y su fútbol desde un ritmo masticado en el inicio y posterior elaboración, que no miraba en largo y que demandaba de sus delanteros una convivencia con el juego de espaldas y el espacio corto algo complicadas para el argentino. Por eso el papel de Correa se relacionaba con los espacios, aparecidos en las segundas partes, o con la agitación, cuando el Sevilla necesitaba características propicias para estrechar una desventaja. Cuando el plan principal, el de Nasri y Nzonzi, se perdió por el camino, con ellos siendo narradores de su propio rendimiento -caídos ellos, caído el plan-, el Sevilla pedía que alguien simplificara las cosas y librara en solitario tanto su propia batalla como la del ataque sevillista, que estaba consumiéndose tras la desaparición de Vietto, la irregularidad de Jovetic y el retroceso de Ben Yedder. Ahí entro la velocidad, la zancada y la positiva ausencia de afectación por no ser tan partícipe ni responsable de los golpes recibidos que han hecho de Correa un futbolista más válido. De alguna forma, ha demostrado que sin ser el futbolista que mejor describe la propuesta de Sampaoli ha sido el que mejor ha interpretado esa caída para hacerse valer.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Impresionado me tiene Correa. Llevo todo el año viéndolo y aunque se le vislumbraba que tenía cositas para destacar, en ningún momento pensé que podía romper tan pronto en un futbolista tan determinante. Tampoco supe ubicarlo en el campo y creo que a Sampaoli también le ha costado pues Joaquín mostraba cierto regate y un aceptable último pase, pero muy poco peso en el juego y menos continuidad, haciendo inviable su titularidad.

El Espanyol no pudo hacer nada

El Real Club Deportivo Espanyol recibió al Fútbol Club Barcelona en Cornellá con la idea de provocar un tipo de partido que imaginó en base a sus fortalezas como equipo, su ímpetu como local y las posibles rendijas que dejara, como ha ido dejando durante la temporada, el Barça de Luis Enrique. Los de Quique, uno de los equipos más armados de paciencia para esperar sus momentos, también para buscarlos, encontró en los blaugrana un conjunto preparado para la ausencia de dominio; preparado para competir sin cometer errores una vez no se producían aciertos. Porque el partido entre periquitos y culés se basó en que durante todo lo que ocurrió hasta el gol fue de igualdad general e imprecisión cuando ambos tenían la pelota. Ahí estuvo la respuesta, positiva, del Barcelona.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El Espanyol ha formado su mentalidad, su modelo de juego, en minimizar los aciertos del rival, saber sufrir ante dominios del oponente y a mantener un buen equilibrio ofensivo entre virtudes propias y el aprovechamiento de los errores ajenos. Ante los mejores equipos de la Liga, los de Quique Flores han de tener muy presente que tocará tomar conciencia de sus virtudes defensivas y verse reducida su participación en campo contrario, en número de salidas y de ocasiones de gol. Es decir, que para que pueda ganar, ha de forzar o esperar fallos en su contendiente; de concentración, de imprecisión, de decisión. Sumando eso a que en un derbi, y siendo local, el inicio es crucial para tomar ventaja y gestionar el partido desde el 1-0, que tuvo en las botas de Jurado, Quique salió a presionar.

La elección fue la de marcar individualmente a todos los hombres de campo culé, dejando a ter Stegen la primera decisión a tomar. Esto era así cuando el Barcelona sacaba de puerta, pues cuando la salida era la propia continuidad del juego, el Espanyol acudía a la presión pero con menos eficacia, así que una vez el Barça salía, los blanquiazules rearmaban el bloque. De esa primera decisión de presionar subyace la búsqueda de una recuperación rápida o un error en salida de un Barça que se mostró tranquilo en el primer toque o en el envío en largo para no comprometer en exceso la jugada. Había en el Barcelona un inicio de partido acorde a lo que era el rival y el momento competitivo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Una vez el Barça cruzaba la divisoria, con Messi jugando de mediapunta, el Espanyol compartió con su gente su gran nivel defensivo, basculando con gracia y sabiendo corregir y enfrentar los desequilibrios de Neymar y Messi, los genios del uno contra uno. Ayudas, activación en el área, corrección tras ser girado hacia portería, seguridad atrás. El derbi era igualado, sin que nadie pudiera crear algún dominio ni acertar con la pelota. El Barça encontraba respuesta defensiva perica y viceversa: Piqué y Umtitimantenían la compostura ante las salidas locales que presentaban un grado de desacierto notorio.

Aceptado esa mezcla entre desacierto propio en campo contrario y ausencia de errores en el propio en ambos equipos, el Barça fue el que esperó con solidez defensiva el primer punto de inflexión del encuentro, un fallo importante de Jurado al ceder a Diego López que puso en ventaja el Barcelona y obligó a su rival a buscar el empate, haciendo aparecer una actitud más agresiva sin balón, buscan do de nuevo el robo arriba.

El Espanyol no pudo hacer nada

El Real Club Deportivo Espanyol recibió al Fútbol Club Barcelona en Cornellá con la idea de provocar un tipo de partido que imaginó en base a sus fortalezas como equipo, su ímpetu como local y las posibles rendijas que dejara, como ha ido dejando durante la temporada, el Barça de Luis Enrique. Los de Quique, uno de los equipos más armados de paciencia para esperar sus momentos, también para buscarlos, encontró en los blaugrana un conjunto preparado para la ausencia de dominio; preparado para competir sin cometer errores una vez no se producían aciertos. Porque el partido entre periquitos y culés se basó en que durante todo lo que ocurrió hasta el gol fue de igualdad general e imprecisión cuando ambos tenían la pelota. Ahí estuvo la respuesta, positiva, del Barcelona.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El Espanyol ha formado su mentalidad, su modelo de juego, en minimizar los aciertos del rival, saber sufrir ante dominios del oponente y a mantener un buen equilibrio ofensivo entre virtudes propias y el aprovechamiento de los errores ajenos. Ante los mejores equipos de la Liga, los de Quique Flores han de tener muy presente que tocará tomar conciencia de sus virtudes defensivas y verse reducida su participación en campo contrario, en número de salidas y de ocasiones de gol. Es decir, que para que pueda ganar, ha de forzar o esperar fallos en su contendiente; de concentración, de imprecisión, de decisión. Sumando eso a que en un derbi, y siendo local, el inicio es crucial para tomar ventaja y gestionar el partido desde el 1-0, que tuvo en las botas de Jurado, Quique salió a presionar.

La elección fue la de marcar individualmente a todos los hombres de campo culé, dejando a ter Stegen la primera decisión a tomar. Esto era así cuando el Barcelona sacaba de puerta, pues cuando la salida era la propia continuidad del juego, el Espanyol acudía a la presión pero con menos eficacia, así que una vez el Barça salía, los blanquiazules rearmaban el bloque. De esa primera decisión de presionar subyace la búsqueda de una recuperación rápida o un error en salida de un Barça que se mostró tranquilo en el primer toque o en el envío en largo para no comprometer en exceso la jugada. Había en el Barcelona un inicio de partido acorde a lo que era el rival y el momento competitivo.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Una vez el Barça cruzaba la divisoria, con Messi jugando de mediapunta, el Espanyol compartió con su gente su gran nivel defensivo, basculando con gracia y sabiendo corregir y enfrentar los desequilibrios de Neymar y Messi, los genios del uno contra uno. Ayudas, activación en el área, corrección tras ser girado hacia portería, seguridad atrás. El derbi era igualado, sin que nadie pudiera crear algún dominio ni acertar con la pelota. El Barça encontraba respuesta defensiva perica y viceversa: Piqué y Umtitimantenían la compostura ante las salidas locales que presentaban un grado de desacierto notorio.

Aceptado esa mezcla entre desacierto propio en campo contrario y ausencia de errores en el propio en ambos equipos, el Barça fue el que esperó con solidez defensiva el primer punto de inflexión del encuentro, un fallo importante de Jurado al ceder a Diego López que puso en ventaja el Barcelona y obligó a su rival a buscar el empate, haciendo aparecer una actitud más agresiva sin balón, buscan do de nuevo el robo arriba.

Tras esa caída

El Sevilla había caído en los octavos de final de la Liga de Campeones y los cimientos se tambaleaban. Semejante golpe trastocó el estado anímico del equipo, que no es sino el principal sustento con el que cuenta un conjunto para mantenerse tras un mazazo. Una vez afectado de tal modo, su fútbol se resintió, y el discurso y la competitividad perdieron forma y fondo. Con esto, los de Nervión entraron en un bache y debían reconstruirse en pleno mes de marzo, cuando posibles nuevas ideas colectivas no encuentran tiempo para afianzarse. La oportunidad estaba en el resurgir de alguna individualidad cuyo camino estuviera por hacer. Y Joaquín Correa, necesitado, agradeció que los suyos también estuvieran en plena necesidad. Correa se coló por ese hueco.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Porque independientemente del potencial futbolístico del jugador, el mar de dudas en el que ha vivido el Sevilla en el pasado más reciente ha permitido a Joaquín Correa hacerse valer, tanto a nivel competitivo en una liga a la que debía de adaptarse, como a nivel futbolístico, pues el Sevilla ha podido encontrarle utilidad real y competitiva a sus características, cosa que hasta entonces, en los mejores meses sevillistas, no fue así. Correa tenía oportunidades desde el banquillo pero no con la importancia de la que ahora goza. Además no parecía que el fútbol del Sevilla pudiera corresponder incondicionalmente a sus características. Ahora, y desde que es titular, Correa le ha dado al Sevilla un desahogo, un aire renovador y un inconformismo que dice cosas positivas del de Tucumán.

El conjunto de Sampaoli había fortificado su carácter y su fútbol desde un ritmo masticado en el inicio y posterior elaboración, que no miraba en largo y que demandaba de sus delanteros una convivencia con el juego de espaldas y el espacio corto algo complicadas para el argentino. Por eso el papel de Correa se relacionaba con los espacios, aparecidos en las segundas partes, o con la agitación, cuando el Sevilla necesitaba características propicias para estrechar una desventaja. Cuando el plan principal, el de Nasri y Nzonzi, se perdió por el camino, con ellos siendo narradores de su propio rendimiento -caídos ellos, caído el plan-, el Sevilla pedía que alguien simplificara las cosas y librara en solitario tanto su propia batalla como la del ataque sevillista, que estaba consumiéndose tras la desaparición de Vietto, la irregularidad de Jovetic y el retroceso de Ben Yedder. Ahí entro la velocidad, la zancada y la positiva ausencia de afectación por no ser tan partícipe ni responsable de los golpes recibidos que han hecho de Correa un futbolista más válido. De alguna forma, ha demostrado que sin ser el futbolista que mejor describe la propuesta de Sampaoli ha sido el que mejor ha interpretado esa caída para hacerse valer.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Impresionado me tiene Correa. Llevo todo el año viéndolo y aunque se le vislumbraba que tenía cositas para destacar, en ningún momento pensé que podía romper tan pronto en un futbolista tan determinante. Tampoco supe ubicarlo en el campo y creo que a Sampaoli también le ha costado pues Joaquín mostraba cierto regate y un aceptable último pase, pero muy poco peso en el juego y menos continuidad, haciendo inviable su titularidad.

Madrid

No obstante, y dado que ninguno de los dos ha llegado a este punto con capacidad para someter y dominar en campo contrario, el Madrid, si bien lejos de asentarse arriba y cambiar la dinámica del partido, podía salir. Gracias a su inagotable capacidad para el cambio de orientación, para los de Zidane era sencillo aprovechar la inercia que su bloque defensivo estaba sufriendo, y es que cuanto más fácil era para el Bayern verticalizar, más sencillo era para el Madrid transitar. No fueron de excesiva calidad dichos intercambios de golpes, pero marcar gol fue siempre una posibilidad que el Madrid trató con su habitual puntualidad. No dejó pasar demasiado tiempo y sin demasiada urgencia, estaba de nuevo al frente de la eliminatoria. Como así ocurriría en los segundos 45 minutos, el irregular momento de sus centrocampistas fue compensado por sus últimos hombres en el área.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Allí, por tanto, deben erigirse los elogios más certeros y definidos. Por la frecuencia con la que Ramos y Varane tuvieron que justificar su desempeño, con Ribéry y Alaba sobre Lucas, y por la importancia de cada lance evitado y desbaratado por Keylor Navas, el campeón de Europa se dio una nueva oportunidad para seguir luciendo. Sobre todo porque los tres fueron de menos a más, cuando el reloj les acercaba a la final, donde se subrayan los protagonistas y los culpables de las victorias. Porque lo que nuevamente ha quedado claro es que el Madrid no ha encontrado, como así fue en la temporada pasada, la manera de explicar un sistema que le ha sido difícil de solidificar, incluso de dosificar, a pesar de los brotes verdes que dejaron verse desde enero. Lo que sí ha podido encontrar, como siempre, es una solución para ganar. Para fijarse dónde esta la victoria para ir de su mano. Raro sería lo contrario.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A mí me cuesta explicar el porque del pase del Madrid. Pero bueno, hay una cosa que sí se me pasó por la cabeza, cada vez que el Madrid lo ha necesitado (estando por debajo del marcador) ha cogido el mando del partido y ha marcado un gol relativamente rápido, la cuestión es ¿porque no ha tenido continuidad eso?, bien, porque nunca lo ha hecho, el Madrid cuando está en ventaja se echa atrás, es así, esto le ha conllevado muchos sustos este año cuando la falta de gol era tan severa durante la primera vuelta. No es que lo haga porque quiera, no se si es psicológico o hay algo más, pero el gol de Benzema es la perfecta explicación… Empieza el Bayern fuerte, marca, y el Madrid se hace con el partido… 30 toques después Benzema marca, control total, directamente después el Madrid vuelve a resguardarse a su area. Huele a Madrid del mínimo esfuerzo, no se porque, pero es la sensación que he tenido. Si el Bayern marca el tercero, digamos en el 70, el Madrid hubiera vuelta a apretar y encerrar al Bayern, estoy bastante convencido… es lo que he ido viendo. El Madrid no busca ganar 4-0, busca marcar y guardar la ropa, la diferencia respecto a otros años, que cada vez las contras y transiciones cuando defiende son peores.

Madrid

En él, nuevamente fue Zinedine Zidane quien articuló una alineación con varios puntos a tratar. El primero, la ausencia de Carlos Henrique Casemiro en el mediocentro, lugar destinado para Kovacic, alejando a Luka Modric de los primeros pases y de la zona más centrada, con Asensio en banda izquierda y Karim Benzema en la punta, dejando claro que la simetría posicional en mediocampo ha sido para el francés su mayor apuesta por recuperar cierto equilibrio en sus momentos sin balón y resguardarse de las dobles parejas exteriores de Heynckes. La respuesta de Jupp se apuntó con similar trascendencia, pues el germano situó a Thiago Alcántara en el pivote en lugar de Javi Martínez, como jefe de las operaciones, una decisión que ayudaba a los alemanes a mantener una posesión muy segura y una circulación igualmente productiva en cuanto a superar líneas de presión. La primera mitad fue, por tanto, el vivo ejemplo de lo que pasó entre Kovacic y Alcántara. Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Y es que no sólo fue importante para Zidane recuperar la simetría horizontal, con las bandas igualadas, sino también defender atrás, formando dos líneas de cuatro en campo propio desde las que asegurarse, en número y en ayudas, una seguridad cerca del área. Pero como ocurrió en la ida, los blancos no pudieron igualar en continuidad lo que definía su propuesta. Y es que siempre que el balón superaba a un jugador blanco, éste quedaba desconectado de la jugada o reaccionaba sin excesivo ímpetu. La aplicación y la activación del plan estuvo alejada de lo que implicaba la escena y, entre otras cosas, por ello el partido adoleció de rigor defensivo. A nivel táctico, para el Bayern era sencillo dibujar la ventaja. Thiago recibía libre, sin excesiva presión y el Madrid retrasaba sus líneas; acto seguido, el español abría a un costado y después subía varios metros para superar la altura de Cristiano y Benzema, dejándoles atrás. Recibiendo un pase posterior, Thiago aparecía por delante de Kroos y Kovacic. Uno de los dos, croata o alemán, salía a por el balón o esperaba de manera laxa, y era un pase vertical el que encontraba una posición adelantada, entre líneas o abierta, para presentarse en el área. El Madrid se quedaba a medio camino entre defender la línea de pase o presionar la salida. Así, la zona de Thiago no tenía una vigilancia clara ni encomendada.
No obstante, y dado que ninguno de los dos ha llegado a este punto con capacidad para someter y dominar en campo contrario, el Madrid, si bien lejos de asentarse arriba y cambiar la dinámica del partido, podía salir.Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Gracias a su inagotable capacidad para el cambio de orientación, para los de Zidane era sencillo aprovechar la inercia que su bloque defensivo estaba sufriendo, y es que cuanto más fácil era para el Bayern verticalizar, más sencillo era para el Madrid transitar. 
 No fueron de excesiva calidad dichos intercambios de golpes, pero marcar gol fue siempre una posibilidad que el Madrid trató con su habitual puntualidad.