Nike Mercurial Vapor VIII White Red 2012.

Ya ha quedado demostrado en la historia que si hay algo que Nike refleja de la cultura del fútbol, es la ferocidad y resistencia alimentadas de un espíritu por superarse y ser el mejor. Esto se debe a que, al igual que los mejores jugadores del mundo, Nike ha sido una marca que ha tomado el mercado como una tormenta y se ha convertido en una de las principales marcas, por encima de muchas otras.

Y es que esta empresa, con menos tiempo en el entorno que Adidas, se ha transformado velozmente en un símbolo del fútbol a nivel mundial, con líneas de equipamiento que han vestido a millones de personas, desde aficionados y niños amantes del fútbol, hasta los jugadores más célebres de nuestros tiempos como el mismísimo Neymar.

Neymar ha sido uno de los jugadores más prometedores e influyentes de la actualidad, uno que se ha hecho más que un futbolista y se ha transformado en la alegría y aspiración de millones de seguidores alrededor del planeta.

Y Neymar es amante de nada más y nada menos que la serie de botas Mercurial, propiedad de Nike.

Y no por nada, ya que estas botas ofrecen todo lo necesario para explotar tus virtudes en el campo de juego. Y para demostrarlo, evaluaremos específicamente las “White Red”, de la serie Mercurial Vapor VIII, que fueron lanzadas en 2012 y que fueron utilizadas por Neymar durante el cierre de la temporada y el inicio de la siguiente.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Primero veremos el diseño, ya que es algo que hay que reconocerle a las botas de la serie Mercurial de Nike. Se trata de una forma ergonómica que se adapta perfectamente a cualquier pié que posea la misma talla gracias a su diseño alargado y ajustado en el centro que garantiza el agarre perfecto a la hora de realizar cualquier maniobra que se te ocurra para burlar a cualquier oponente.

Los tacos son perfectos para la hierba corta a mediana debido a su altura no demasiado pronunciada, que garantizan la comodidad y estabilidad en el terreno sin sacrificar la tracción y control que brindan.

En cuanto al color, podremos ver que es clásico de Nike ser directo y preciso, ya que “White Red” describe perfectamente el aspecto de las botas.

El tenis se encuentra dividido en dos partes, con una línea vertical en el medio que separa el lado posterior del zapato, que viste completamente de rojo, y el lado frontal o puntero, que se permea en blanco. Las agujetas, por su lado, son blancas, y los tacos rojos.

Por último, podremos apreciar el siempre presente logo de Nike, esta vez en dos partes de la bota donde suele ubicarse tradicionalmente. El más grande comenzará en la punta y se alargará hasta dos buenos tercios de las agujetas por el costado externo. El más pequeño se ubicará en la lengüeta del tenis, donde regularmente se encuentra. Ambos se cubren de negro, para asegurar que resalte sobre el blanco y el rojo por igual.