Tras esa caída

El Sevilla había caído en los octavos de final de la Liga de Campeones y los cimientos se tambaleaban. Semejante golpe trastocó el estado anímico del equipo, que no es sino el principal sustento con el que cuenta un conjunto para mantenerse tras un mazazo. Una vez afectado de tal modo, su fútbol se resintió, y el discurso y la competitividad perdieron forma y fondo. Con esto, los de Nervión entraron en un bache y debían reconstruirse en pleno mes de marzo, cuando posibles nuevas ideas colectivas no encuentran tiempo para afianzarse. La oportunidad estaba en el resurgir de alguna individualidad cuyo camino estuviera por hacer. Y Joaquín Correa, necesitado, agradeció que los suyos también estuvieran en plena necesidad. Correa se coló por ese hueco.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Porque independientemente del potencial futbolístico del jugador, el mar de dudas en el que ha vivido el Sevilla en el pasado más reciente ha permitido a Joaquín Correa hacerse valer, tanto a nivel competitivo en una liga a la que debía de adaptarse, como a nivel futbolístico, pues el Sevilla ha podido encontrarle utilidad real y competitiva a sus características, cosa que hasta entonces, en los mejores meses sevillistas, no fue así. Correa tenía oportunidades desde el banquillo pero no con la importancia de la que ahora goza. Además no parecía que el fútbol del Sevilla pudiera corresponder incondicionalmente a sus características. Ahora, y desde que es titular, Correa le ha dado al Sevilla un desahogo, un aire renovador y un inconformismo que dice cosas positivas del de Tucumán.

El conjunto de Sampaoli había fortificado su carácter y su fútbol desde un ritmo masticado en el inicio y posterior elaboración, que no miraba en largo y que demandaba de sus delanteros una convivencia con el juego de espaldas y el espacio corto algo complicadas para el argentino. Por eso el papel de Correa se relacionaba con los espacios, aparecidos en las segundas partes, o con la agitación, cuando el Sevilla necesitaba características propicias para estrechar una desventaja. Cuando el plan principal, el de Nasri y Nzonzi, se perdió por el camino, con ellos siendo narradores de su propio rendimiento -caídos ellos, caído el plan-, el Sevilla pedía que alguien simplificara las cosas y librara en solitario tanto su propia batalla como la del ataque sevillista, que estaba consumiéndose tras la desaparición de Vietto, la irregularidad de Jovetic y el retroceso de Ben Yedder. Ahí entro la velocidad, la zancada y la positiva ausencia de afectación por no ser tan partícipe ni responsable de los golpes recibidos que han hecho de Correa un futbolista más válido. De alguna forma, ha demostrado que sin ser el futbolista que mejor describe la propuesta de Sampaoli ha sido el que mejor ha interpretado esa caída para hacerse valer.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Impresionado me tiene Correa. Llevo todo el año viéndolo y aunque se le vislumbraba que tenía cositas para destacar, en ningún momento pensé que podía romper tan pronto en un futbolista tan determinante. Tampoco supe ubicarlo en el campo y creo que a Sampaoli también le ha costado pues Joaquín mostraba cierto regate y un aceptable último pase, pero muy poco peso en el juego y menos continuidad, haciendo inviable su titularidad.

El Espanyol no pudo hacer nada

El Real Club Deportivo Espanyol recibió al Fútbol Club Barcelona en Cornellá con la idea de provocar un tipo de partido que imaginó en base a sus fortalezas como equipo, su ímpetu como local y las posibles rendijas que dejara, como ha ido dejando durante la temporada, el Barça de Luis Enrique. Los de Quique, uno de los equipos más armados de paciencia para esperar sus momentos, también para buscarlos, encontró en los blaugrana un conjunto preparado para la ausencia de dominio; preparado para competir sin cometer errores una vez no se producían aciertos. Porque el partido entre periquitos y culés se basó en que durante todo lo que ocurrió hasta el gol fue de igualdad general e imprecisión cuando ambos tenían la pelota. Ahí estuvo la respuesta, positiva, del Barcelona.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El Espanyol ha formado su mentalidad, su modelo de juego, en minimizar los aciertos del rival, saber sufrir ante dominios del oponente y a mantener un buen equilibrio ofensivo entre virtudes propias y el aprovechamiento de los errores ajenos. Ante los mejores equipos de la Liga, los de Quique Flores han de tener muy presente que tocará tomar conciencia de sus virtudes defensivas y verse reducida su participación en campo contrario, en número de salidas y de ocasiones de gol. Es decir, que para que pueda ganar, ha de forzar o esperar fallos en su contendiente; de concentración, de imprecisión, de decisión. Sumando eso a que en un derbi, y siendo local, el inicio es crucial para tomar ventaja y gestionar el partido desde el 1-0, que tuvo en las botas de Jurado, Quique salió a presionar.

La elección fue la de marcar individualmente a todos los hombres de campo culé, dejando a ter Stegen la primera decisión a tomar. Esto era así cuando el Barcelona sacaba de puerta, pues cuando la salida era la propia continuidad del juego, el Espanyol acudía a la presión pero con menos eficacia, así que una vez el Barça salía, los blanquiazules rearmaban el bloque. De esa primera decisión de presionar subyace la búsqueda de una recuperación rápida o un error en salida de un Barça que se mostró tranquilo en el primer toque o en el envío en largo para no comprometer en exceso la jugada. Había en el Barcelona un inicio de partido acorde a lo que era el rival y el momento competitivo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Una vez el Barça cruzaba la divisoria, con Messi jugando de mediapunta, el Espanyol compartió con su gente su gran nivel defensivo, basculando con gracia y sabiendo corregir y enfrentar los desequilibrios de Neymar y Messi, los genios del uno contra uno. Ayudas, activación en el área, corrección tras ser girado hacia portería, seguridad atrás. El derbi era igualado, sin que nadie pudiera crear algún dominio ni acertar con la pelota. El Barça encontraba respuesta defensiva perica y viceversa: Piqué y Umtitimantenían la compostura ante las salidas locales que presentaban un grado de desacierto notorio.

Aceptado esa mezcla entre desacierto propio en campo contrario y ausencia de errores en el propio en ambos equipos, el Barça fue el que esperó con solidez defensiva el primer punto de inflexión del encuentro, un fallo importante de Jurado al ceder a Diego López que puso en ventaja el Barcelona y obligó a su rival a buscar el empate, haciendo aparecer una actitud más agresiva sin balón, buscan do de nuevo el robo arriba.

El Espanyol no pudo hacer nada

El Real Club Deportivo Espanyol recibió al Fútbol Club Barcelona en Cornellá con la idea de provocar un tipo de partido que imaginó en base a sus fortalezas como equipo, su ímpetu como local y las posibles rendijas que dejara, como ha ido dejando durante la temporada, el Barça de Luis Enrique. Los de Quique, uno de los equipos más armados de paciencia para esperar sus momentos, también para buscarlos, encontró en los blaugrana un conjunto preparado para la ausencia de dominio; preparado para competir sin cometer errores una vez no se producían aciertos. Porque el partido entre periquitos y culés se basó en que durante todo lo que ocurrió hasta el gol fue de igualdad general e imprecisión cuando ambos tenían la pelota. Ahí estuvo la respuesta, positiva, del Barcelona.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El Espanyol ha formado su mentalidad, su modelo de juego, en minimizar los aciertos del rival, saber sufrir ante dominios del oponente y a mantener un buen equilibrio ofensivo entre virtudes propias y el aprovechamiento de los errores ajenos. Ante los mejores equipos de la Liga, los de Quique Flores han de tener muy presente que tocará tomar conciencia de sus virtudes defensivas y verse reducida su participación en campo contrario, en número de salidas y de ocasiones de gol. Es decir, que para que pueda ganar, ha de forzar o esperar fallos en su contendiente; de concentración, de imprecisión, de decisión. Sumando eso a que en un derbi, y siendo local, el inicio es crucial para tomar ventaja y gestionar el partido desde el 1-0, que tuvo en las botas de Jurado, Quique salió a presionar.

La elección fue la de marcar individualmente a todos los hombres de campo culé, dejando a ter Stegen la primera decisión a tomar. Esto era así cuando el Barcelona sacaba de puerta, pues cuando la salida era la propia continuidad del juego, el Espanyol acudía a la presión pero con menos eficacia, así que una vez el Barça salía, los blanquiazules rearmaban el bloque. De esa primera decisión de presionar subyace la búsqueda de una recuperación rápida o un error en salida de un Barça que se mostró tranquilo en el primer toque o en el envío en largo para no comprometer en exceso la jugada. Había en el Barcelona un inicio de partido acorde a lo que era el rival y el momento competitivo.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Una vez el Barça cruzaba la divisoria, con Messi jugando de mediapunta, el Espanyol compartió con su gente su gran nivel defensivo, basculando con gracia y sabiendo corregir y enfrentar los desequilibrios de Neymar y Messi, los genios del uno contra uno. Ayudas, activación en el área, corrección tras ser girado hacia portería, seguridad atrás. El derbi era igualado, sin que nadie pudiera crear algún dominio ni acertar con la pelota. El Barça encontraba respuesta defensiva perica y viceversa: Piqué y Umtitimantenían la compostura ante las salidas locales que presentaban un grado de desacierto notorio.

Aceptado esa mezcla entre desacierto propio en campo contrario y ausencia de errores en el propio en ambos equipos, el Barça fue el que esperó con solidez defensiva el primer punto de inflexión del encuentro, un fallo importante de Jurado al ceder a Diego López que puso en ventaja el Barcelona y obligó a su rival a buscar el empate, haciendo aparecer una actitud más agresiva sin balón, buscan do de nuevo el robo arriba.

Tras esa caída

El Sevilla había caído en los octavos de final de la Liga de Campeones y los cimientos se tambaleaban. Semejante golpe trastocó el estado anímico del equipo, que no es sino el principal sustento con el que cuenta un conjunto para mantenerse tras un mazazo. Una vez afectado de tal modo, su fútbol se resintió, y el discurso y la competitividad perdieron forma y fondo. Con esto, los de Nervión entraron en un bache y debían reconstruirse en pleno mes de marzo, cuando posibles nuevas ideas colectivas no encuentran tiempo para afianzarse. La oportunidad estaba en el resurgir de alguna individualidad cuyo camino estuviera por hacer. Y Joaquín Correa, necesitado, agradeció que los suyos también estuvieran en plena necesidad. Correa se coló por ese hueco.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Porque independientemente del potencial futbolístico del jugador, el mar de dudas en el que ha vivido el Sevilla en el pasado más reciente ha permitido a Joaquín Correa hacerse valer, tanto a nivel competitivo en una liga a la que debía de adaptarse, como a nivel futbolístico, pues el Sevilla ha podido encontrarle utilidad real y competitiva a sus características, cosa que hasta entonces, en los mejores meses sevillistas, no fue así. Correa tenía oportunidades desde el banquillo pero no con la importancia de la que ahora goza. Además no parecía que el fútbol del Sevilla pudiera corresponder incondicionalmente a sus características. Ahora, y desde que es titular, Correa le ha dado al Sevilla un desahogo, un aire renovador y un inconformismo que dice cosas positivas del de Tucumán.

El conjunto de Sampaoli había fortificado su carácter y su fútbol desde un ritmo masticado en el inicio y posterior elaboración, que no miraba en largo y que demandaba de sus delanteros una convivencia con el juego de espaldas y el espacio corto algo complicadas para el argentino. Por eso el papel de Correa se relacionaba con los espacios, aparecidos en las segundas partes, o con la agitación, cuando el Sevilla necesitaba características propicias para estrechar una desventaja. Cuando el plan principal, el de Nasri y Nzonzi, se perdió por el camino, con ellos siendo narradores de su propio rendimiento -caídos ellos, caído el plan-, el Sevilla pedía que alguien simplificara las cosas y librara en solitario tanto su propia batalla como la del ataque sevillista, que estaba consumiéndose tras la desaparición de Vietto, la irregularidad de Jovetic y el retroceso de Ben Yedder. Ahí entro la velocidad, la zancada y la positiva ausencia de afectación por no ser tan partícipe ni responsable de los golpes recibidos que han hecho de Correa un futbolista más válido. De alguna forma, ha demostrado que sin ser el futbolista que mejor describe la propuesta de Sampaoli ha sido el que mejor ha interpretado esa caída para hacerse valer.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Impresionado me tiene Correa. Llevo todo el año viéndolo y aunque se le vislumbraba que tenía cositas para destacar, en ningún momento pensé que podía romper tan pronto en un futbolista tan determinante. Tampoco supe ubicarlo en el campo y creo que a Sampaoli también le ha costado pues Joaquín mostraba cierto regate y un aceptable último pase, pero muy poco peso en el juego y menos continuidad, haciendo inviable su titularidad.

Madrid

No obstante, y dado que ninguno de los dos ha llegado a este punto con capacidad para someter y dominar en campo contrario, el Madrid, si bien lejos de asentarse arriba y cambiar la dinámica del partido, podía salir. Gracias a su inagotable capacidad para el cambio de orientación, para los de Zidane era sencillo aprovechar la inercia que su bloque defensivo estaba sufriendo, y es que cuanto más fácil era para el Bayern verticalizar, más sencillo era para el Madrid transitar. No fueron de excesiva calidad dichos intercambios de golpes, pero marcar gol fue siempre una posibilidad que el Madrid trató con su habitual puntualidad. No dejó pasar demasiado tiempo y sin demasiada urgencia, estaba de nuevo al frente de la eliminatoria. Como así ocurriría en los segundos 45 minutos, el irregular momento de sus centrocampistas fue compensado por sus últimos hombres en el área.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Allí, por tanto, deben erigirse los elogios más certeros y definidos. Por la frecuencia con la que Ramos y Varane tuvieron que justificar su desempeño, con Ribéry y Alaba sobre Lucas, y por la importancia de cada lance evitado y desbaratado por Keylor Navas, el campeón de Europa se dio una nueva oportunidad para seguir luciendo. Sobre todo porque los tres fueron de menos a más, cuando el reloj les acercaba a la final, donde se subrayan los protagonistas y los culpables de las victorias. Porque lo que nuevamente ha quedado claro es que el Madrid no ha encontrado, como así fue en la temporada pasada, la manera de explicar un sistema que le ha sido difícil de solidificar, incluso de dosificar, a pesar de los brotes verdes que dejaron verse desde enero. Lo que sí ha podido encontrar, como siempre, es una solución para ganar. Para fijarse dónde esta la victoria para ir de su mano. Raro sería lo contrario.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A mí me cuesta explicar el porque del pase del Madrid. Pero bueno, hay una cosa que sí se me pasó por la cabeza, cada vez que el Madrid lo ha necesitado (estando por debajo del marcador) ha cogido el mando del partido y ha marcado un gol relativamente rápido, la cuestión es ¿porque no ha tenido continuidad eso?, bien, porque nunca lo ha hecho, el Madrid cuando está en ventaja se echa atrás, es así, esto le ha conllevado muchos sustos este año cuando la falta de gol era tan severa durante la primera vuelta. No es que lo haga porque quiera, no se si es psicológico o hay algo más, pero el gol de Benzema es la perfecta explicación… Empieza el Bayern fuerte, marca, y el Madrid se hace con el partido… 30 toques después Benzema marca, control total, directamente después el Madrid vuelve a resguardarse a su area. Huele a Madrid del mínimo esfuerzo, no se porque, pero es la sensación que he tenido. Si el Bayern marca el tercero, digamos en el 70, el Madrid hubiera vuelta a apretar y encerrar al Bayern, estoy bastante convencido… es lo que he ido viendo. El Madrid no busca ganar 4-0, busca marcar y guardar la ropa, la diferencia respecto a otros años, que cada vez las contras y transiciones cuando defiende son peores.

Madrid

En él, nuevamente fue Zinedine Zidane quien articuló una alineación con varios puntos a tratar. El primero, la ausencia de Carlos Henrique Casemiro en el mediocentro, lugar destinado para Kovacic, alejando a Luka Modric de los primeros pases y de la zona más centrada, con Asensio en banda izquierda y Karim Benzema en la punta, dejando claro que la simetría posicional en mediocampo ha sido para el francés su mayor apuesta por recuperar cierto equilibrio en sus momentos sin balón y resguardarse de las dobles parejas exteriores de Heynckes. La respuesta de Jupp se apuntó con similar trascendencia, pues el germano situó a Thiago Alcántara en el pivote en lugar de Javi Martínez, como jefe de las operaciones, una decisión que ayudaba a los alemanes a mantener una posesión muy segura y una circulación igualmente productiva en cuanto a superar líneas de presión. La primera mitad fue, por tanto, el vivo ejemplo de lo que pasó entre Kovacic y Alcántara. Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Y es que no sólo fue importante para Zidane recuperar la simetría horizontal, con las bandas igualadas, sino también defender atrás, formando dos líneas de cuatro en campo propio desde las que asegurarse, en número y en ayudas, una seguridad cerca del área. Pero como ocurrió en la ida, los blancos no pudieron igualar en continuidad lo que definía su propuesta. Y es que siempre que el balón superaba a un jugador blanco, éste quedaba desconectado de la jugada o reaccionaba sin excesivo ímpetu. La aplicación y la activación del plan estuvo alejada de lo que implicaba la escena y, entre otras cosas, por ello el partido adoleció de rigor defensivo. A nivel táctico, para el Bayern era sencillo dibujar la ventaja. Thiago recibía libre, sin excesiva presión y el Madrid retrasaba sus líneas; acto seguido, el español abría a un costado y después subía varios metros para superar la altura de Cristiano y Benzema, dejándoles atrás. Recibiendo un pase posterior, Thiago aparecía por delante de Kroos y Kovacic. Uno de los dos, croata o alemán, salía a por el balón o esperaba de manera laxa, y era un pase vertical el que encontraba una posición adelantada, entre líneas o abierta, para presentarse en el área. El Madrid se quedaba a medio camino entre defender la línea de pase o presionar la salida. Así, la zona de Thiago no tenía una vigilancia clara ni encomendada.
No obstante, y dado que ninguno de los dos ha llegado a este punto con capacidad para someter y dominar en campo contrario, el Madrid, si bien lejos de asentarse arriba y cambiar la dinámica del partido, podía salir.Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Gracias a su inagotable capacidad para el cambio de orientación, para los de Zidane era sencillo aprovechar la inercia que su bloque defensivo estaba sufriendo, y es que cuanto más fácil era para el Bayern verticalizar, más sencillo era para el Madrid transitar. 
 No fueron de excesiva calidad dichos intercambios de golpes, pero marcar gol fue siempre una posibilidad que el Madrid trató con su habitual puntualidad. 

Un cambio al Valencia

Con el que hoy es su once titular al completo, el Valencia ha dominado sus partidos en este primer tercio de Liga. Incluso apabullado por fases. Cuando ha caído alguna de las piezas importantes -Parejo o Kondogbia en términos de construcción y Guedes y Zaza en términos de resolución- el Valencia se ha dedicado a sobrevivir. Pero el caso es que lo ha hecho a la manera de los grandes, ganando partidos gracias a la mezcla de efectividad, calidad individual y sí, suerte puntual. 
Los partidos que restan hasta el final de la primera vuelta van a ser un buen termómetro para medir las posibilidades a largo plazo del Valencia esta temporada. Si en estas 4-5 semanas, sin Guedes ni Murillo y con Zaza y Garay tocados, el Valencia es capaz de continuar sobreviviendo y ganando como lo ha hecho hasta ahora, se podría hablar de techos más altos que ese cuarto puesto. Todo a expensas de posibles incorporaciones en el mercado de invierno, para las que la realidad es que hay poco margen económico.
Y una oportunidad para hacer crecer y meter en la dinámica a jugadores como Pereyra, Maksimovic, Santi Mina, se habla de Ibáñez, Torres. La verdad es que lo de Guedes, al no ser una lesión de gravedad, es un reto muy interesante para Marcelino de ver cómo puede responder su equipo y cómo va a responder el propio entrenador. Si sus planteamientos van a cambiar, si van a tener cariz similar…Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Marcelino sabe que para mantenerse en lo alto toda la temporada depende de que el equipo tenga una plantilla amplia, de calidad y con jugadores no cedidos, y yo creo que se han puesto a ello.
Pero Marcelino sabía que hacía falta más. Que las sensaciones y las palabras eran importantes, pero que los hechos los son mucho más. De ahí que tras un verano hablando de la necesidad de ser dinámicos en ataque, en su tercer partido decidiera apostar por Pereira como extremo en vez de por Lato+Gayà, como ya había hecho en el Santiago Bernabéu. “No me gusta jugar en casa con dos laterales, con independencia de a quien nos enfrentemos. Queríamos ganar. El entrenador tiene que mandar mensajes. No sólo de palabra, sino también de hechos. Y quería un jugador de perfil más ofensivo”, explicó luego en rueda de prensa. Es cierto que históricamente la gran fortaleza competitiva tanto de Marcelinocomo del Valencia CF ha sido su solidez defensiva. Los mejores momentos han llegado siempre respaldados por la seguridad y la fiabilidad que mostraba su sistema sin balón. Y a partir de ahí, seguramente se podía trabajar un nexo común como, de hecho, en la 2014/2015 ya había realizado mismamente Nuno Espírito Santo.Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
En cambio, Marcelino entendió dos cosas. La primera es que el Valencia en este momento necesitaba un plus de ilusión. Mestalla necesitaba divertirse. Alegrarse. Emocionarse.
Sólo se llevan tres meses de competición, pero la realidad que hoy vive el Valencia es muy diferente a la de hace unos meses. Para llevar al club a otra dimensión, sea cuál sea ésta, Marcelino va a necesitar prolongar en el tiempo todo lo que transmite su figura en estos momentos. Es un proceso muy complejo. Pero, en este caso, parece más fácil mantenerlo que iniciarlo. Y él esto ya lo ha hecho.

Mendilibar

Qué difícil encaje de piezas tiene por delante Eduardo Berizzo. 

Creo que más que combinar nombres, va a tener que dotar de una estructura más sólida y reconocible al Sevilla para que, luego, los jugadores se sumen a la causa y, posteriormente, se vayan produciendo las sociedades que todo conjunto necesita. Pero en este caso la gallina no será antes que el huevo.
A mi no me parece tan dificil el apartado sevillista. De hecho el equipo se parece bastante a lo que tenia con Emery en lo que a perfiles se refiere. Es decir, Banega con Emery partia desde la mediapunta y venia a la base de la jugada, no sería extraño el Pizarro-Nzonzi + Banega por delante como punto de partida. Para las bandas tiene jugadores con perfiles de roles muy exteriores (Navas-Nolito) y otros mas interiores (Sarabia – Mudo Vazquez – Ganso). Incluso Yedder-Muriel puede ser lo que fue aquel Bacca-Gameiro, salvando las distancias. Aunque yo el movimiento que llevo esperando un tiempo por parte del Sevilla es meter a Sarabia en el doble pivote, espero que le den la oportunidad pronto.
Creo que muchos queremos ver un N’Zonzi – Sarabia – Banega de mediocampo ^^ 
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Desafortunadamente, parece que Berizzo no se va a ir por ahí. A mí se me hace difícil estar de acuerdo con él en que el N’Zonzi – Pizarro no le resta al Sevilla en ataque, porque deja al Sevilla con dos mediocampistas siempre detrás del balón y menos líneas de pase para ellos. 

Pero bueno, habiendo visto el partido contra el Leganés, me parece que sí se puede ir construyendo algo bueno y competitivo con el N’Zonzi – Pizarro, Banega de mediapunta, y como decía Quintana en Directo Ecos, con Correa y Sarabia de extremos por dentro para tener mayor continuidad en la zona de mediapunta. Ya está siendo hora de que el Sevilla tenga un once titular con continuidad.Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
José Luis Mendilibar: “Hemos entrado al vestuario pensando qué es lo que podemos hacer: si cambiar gente, si cambiar de sistema… Pero hemos seguido igual porque creíamos que el equipo estaba haciendo un buen fútbol y que estábamos jugando bien. No era fácil de asimilar lo que habíamos visto en el primer tiempo, pero lo único que teníamos que hacer era estar más tranquilos y tapar mejor las espaldas. Luego, con el tiempo, ya veríamos cómo reaccionar con los cambios”.
El Sevilla viene teniendo muchos problemas de estabilidad, tanto ofensiva como sobre todo defensivamente. Sin que ninguna de sus piezas del centro del campo estén dando el nivel que se espera de ellas, mas si cabe en el caso de Steven N’Zonzi y Ever Banega, todas las pruebas que ha ido realizando Eduardo Berizzo han ido dejando a deber. La fórmula de los tres centrocampistas no ha funcionado, Banega en la base no ha tenido mucha continuidad, el doble pivote conformado por Guido Pizarro y N’Zonziha dado la sensación de ser excesivamente redundante… En el partido ante el Leganés, es cierto, esta fórmula contribuyó a dotar de estabilidad al sistema defensivo del equipo, que venía sufriendo por la multitud de 1vs1 que concede en zonas peligrosas, pero no fue hasta la entrada de Banega, que jugó por delante, cuando el Sevilla logró también transmitir peligro. El puzzle, por el momento, sigue sin resolverse.

Bordalas Bordalas Bordalas…..

El impacto de Mikel Vesga me parece una de las tres mejores noticias de este Athletic. 
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Lo que no tengo claro es que la desaparición de Beñat convierta, en general, en una buena noticia lo que está pasando en el centro del campo del Athletic. Mas si cabe ahora sin Muniain. En todo caso, la segunda parte de los de Ziganda ante el Sevilla me pareció realmente positiva. Defendió muy bien el 1-0 atacando.
Con respecto a lo de Bordalás, salvo una acción concreta de Lucas que supera a Antunes con autopase, que corrige Djené si mal no recuerdo, no hay muchas opciones de uno contra uno en todo el partido por ese costado. Es obvio que el lado fuerte lo forman Kroos, Marcelo, Asensio y Benzema y que el Getafe tenía que bascular hacia allí pero el cambio de orientación estuvo bien vigilado. Esto me recuerda a lo decía Javi Gracia en ‘Caprica’ de mantener concentración y esfuerzo en el lado más lejano de la acción. Y eso necesita bastante trabajo constante.
Quintana, yo puedo coincidir contigo en que MIkel Vesga es una de las buenas noticias del año para el Athletic -aunque creo que sin Muniain, pierde presente y potencial-, ahora bien, lo de Ziganda vaticinándole cinco o seis goles… Yo dudo bastante sobre ello.
epe Bordalás: “No debíamos, sobre todo a Sergio Ramos, permitirle el cambio de orientación hacia el carril derecho de su ataque, con Lucas, porque ellos corren muy bien a los espacios. […] Durante la semana trabajamos eso: el no dejarles correr, las ayudas que fueran buenas y, luego, tener un poco más de calma con el balón, que no lo tuvimos apenas en el primer tiempo”.
El Getafe de Bordalás ha contenido, hasta los últimos diez minutos, a tres equipos presentes en la Champions como son el Sevilla, el Barcelona y ahora también el Real Madrid de Zidane. Su capacidad para irle quitando ritmo, fluidez y continuidad a los ataques rivales, defendiendo además cada metro de su mitad de forma muy intensa, incomoda sobremanera a este tipo de equipos. El problema que se encontró el Getafe en esta ocasión fue lo que le costó tener el balón y salir al contragolpe durante la primera mitad. El conjunto azulón es un equipo que no requiere el balón para competir bien, pero que sí necesita activar su transición defensa-ataque para seguirle ganando metros y quitándole continuidad a los contrarios, algo que de hecho luego se mostró muy importante en su muy notable segunda parte.Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Pepe Mel: “Un entrenador está para tomar decisiones. Y yo sería un mal profesional si no tomara decisiones a partir de lo que veo cada semana. No nos fijamos en que tenga 18 años o tenga 40. Nos fijamos en lo que creemos en lo que puede dar. Y Francis es un chico que ya lo ha demostrado hoy, dejando su portería a cero con 18 años. Casi no habla castellano y, sin embargo, nos ha dado mucha tranquilidad. Transmite confianza y todo lo que hace, lo hace bien. ¿Para qué íbamos a esperar más?”.

El Madrid de este Mes

A pesar de su magnífico desempeño en ambas Supercopas, al Real Madrid de Zinedine Zidane le está costando arrancar con autoridad la temporada liguera. Algo que, desde luego, no es nada nuevo. En las últimos tres temporadas, el conjunto blanco ha sumado siempre 15 puntos de 21 en los siete primeros partidos de Liga. En el caso del partido de ayer, ante el sugerente Levante UD de Muñiz, la falta de tensión competitiva merengue, física o mental, pero siempre traducido en la falta de ideas y en un llamativo desacierto técnico por venir de jugadores como Marcelo o Kroos, fue la gran constante de un encuentro que varió a partir de la altura defensiva granota.
La idea inicial de Muñiz fue mantener ese bloque medio en el que los centrocampistas van saltando a presionar a centrocampistas y defensas rivales. Un escenario que aprovechó más que nadie un Jefferson Lerma que, mientras ahogaba a Marco Asensio, confirmó que ya no es el futbolista extremadamente desordenado que era cuando abandonó la Primera División hace dos temporadas. El colombiano, que ayer completó un notable partido como interior derecho y no como mediocentro, fue la última causa del casi inexistente juego interior blanco. Con Isco en el banquillo, Benzema obligado a marcharse antes de tiempo, Kroos acusando esa falta de tensión ya mencionada y Marcelo desenchufado como extremo, en una posición que sólo sirvió para que Theo mostrara su velocidad punta al Bernabéu, el trabajo para el Levante resultaba muy sencillo.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Al menos hasta que Ramos hizo acto de presencia. El capitán del Real volvió a asumir con muchísima convicción, pero sobre todo con muchísimo sentido, el timón de su equipo. Reclamó el balón, levantó la cabeza y comenzó a encontrar a Lucas o Carvajal muy abiertos. Estos envíos, al igual que los de Marcelo a Theo, giraban a la defensa granota por culpa de la mala coordinación de sus laterales, que siempre rompían el fuera de juego, pero luego eran fácilmente abortados en el área pequeña por Raúl, Pier, Chema o Postigo. Otra cosa fue, claro, cuando a quién Ramos comenzaba a buscar y encontrar era a Gareth Bale. Porque esto sí sonaba a gol.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
A partir de este movimiento, el Real Madrid comenzó a arrinconar al Levante. No es que mejorara Kroos o apareciera Marco Asensio, pero colectivamente ganó bastante continuidad. Y con continuidad, el Madrid, hasta en sus días más grises, siempre suele encontrar el camino hacia la victoria. De ahí que la sustitución de Llorente sorprendiera incluso antes de comprobar su resultado, que desde luego no fue bueno. El mediocentro estaba siendo la otra gran clave de esta mejoría en el juego gracias a sus constantes robos, los cuales facilitaban y aceleraban el posterior ataque. Su marcha, por tanto, además de frenar la inercia puso el foco en los problemas que estaba teniendo el Madrid para gestionar, crear y concretar.

La decisión de Muñiz de replegar totalmente para así desactivar la forma en la que el Real Madrid le estaba dañando, es decir, para desactivar a un Gareth Bale incapaz de socorrer a su equipo, terminó por cerrar el encuentro.